Unión Demócrata Independiente

Conclusiones convención política Punta de Tralca

Partido - 4 abril, 2014
Conclusiones convención política Punta de Tralca

En el último Consejo Directivo Ampliado de enero, nos propusimos realizar un encuentro previo al Consejo General de mayo, que con una muy amplia participación, elaborara propuestas generales en torno a nuestro proyecto político, nuestra política de  alianzas, los cambios internos de nuestro partido y nuestro rol opositor, especialmente en las áreas de reformas a la educación, constitución y alza de impuestos.

Es así como en esta Convención, donde han participado mas de 300 dirigentes de base de nuestro partido, incluidos nuestros concejales, alcaldes, consejeros regionales y parlamentarios, hemos realizado un amplio debate y una profunda autocrítica con responsabilidad y sentido de futuro.

“Una nueva mirada” fue el nombre escogido para este encuentro, porque estamos convencidos que asumimos una nueva etapa, en la cual se hace necesarioque, connuestras convicciones, la UDI le ofrezca al país un proyecto de futuro.

Chile cambió gracias a nuestras ideas, ahora debemos hacernos cargo de ese cambio. Nos sentirnos orgullosos del país que hemos ayudado a construir, permitiendo mayor movilidad social, ampliando la libertad de las familias y convirtiéndose enun país que haido derrotando la extrema pobreza para llegar a ser uno de clase media. Esto es la esencia de la UDI Popular.

Este es el Chile al que hoy nos enfrentamos, y que nos desafía a hacer esta reflexión, en la que hemos concluido que:

La UDI reafirma sus principios. En la derrota de la pobreza y en las oportunidades que se han multiplicado para millones de chilenos en las últimas décadas, han jugado un rol central la libertad, el crecimiento económico y el rol subsidiario del Estado. Ahí están los principios de la UDI y seguirán siendo nuestra inspiración para un Chile Justo. No obstante, creemos que debemos actualizar nuestro relato a los desafíos y cambios del Chile de hoy.

La UDI ya ha iniciado el camino para recuperar una de las características que ha marcado su estilo: la cohesión y la coherencia en el actuar, así como el sentido de lo colectivo y la unidad.

Con respecto a las mejoras necesarias en la participación de nuestros militantes, hemos concluido que las candidaturas para la próxima elección municipal deben definirse con al menos un año de anticipación; que en la definición de esas candidaturas se utilizará el sistema de primarias cuando las circunstancias lo aconsejen; que en la definición de cupos con nuestros aliados propondremos usar el sistema de primarias, tarea para la cual la UDI debe abocarse desde hoy con miras a la elección Municipal de 2016, buscando a los mejores hombres y mujeres para representarnos en todas las comunas del país.

Nuestra impronta popular esta más viva que nunca y tiene un enorme desafío: representar a una creciente clase media, que ha emergido con fuerza tras generaciones en la pobreza.

La UDI tiene la obligación de asegurar para esos millones de chilenas y chilenos justicia e igualdad de oportunidades, desarrollo y libertad.

Proponemos una política de alianzas que, con unidad, recoja de manera abierta y generosa, la formación de una nueva Coalición Popular de centroderecha, que deberá ser la base de la oposición al actual gobierno y al mismo tiempo de la alternativa que nos permita conducir los destinos del país.

Éstas son las líneas de acción con que nuestro partido trabajará a partir de hoy, para enfrentar a una coalición de gobierno que cada día vira más hacia la izquierda, no escucha a las mayorías silenciosas y amenaza cada día nuestra libertad.

Esa coalición nos tiene hoy en un debate sobre una fuerte alza de impuestos, que afectará directamente a nuestra clase media, al trabajo y perjudica a los emprendedores en su esfuerzo. Es una mala reforma para Chile y los chilenos.

En lo educacional, insisten en preocuparse de los fierros y ladrillos o el RUT de los sostenedores, en vez de enfocar el problema en la calidad de la educación que reciben nuestros niños en las escuelas. Le temen a las decisiones de las familias y quieren coartar su libertad.

En lo institucional, se han alzado contra nuestro Estado subsidiario, el mismo que ha traído progreso y desarrollo a los chilenos y chilenas, con irrestricto respeto a su libertad, y lo hacen hablando de una Constitución ilegítima que paradójicamente lleva inscrita la firma del mismo Presidente Ricardo Lagos.

Hemos decidido ser una oposicion firme y justa. Creemos que es la hora de las convicciones, de carácter y de identidad. Esto quiere decir que es nuestro deber alzar la voz contra lo que nos parece injusto, y aprobar o mejorar aquello que nos parezca bueno para el país.

Nuestras ideas están impresas en el Chile de hoy, y debemos trabajar para que no sean sólo parte de la historia, sino que modelen el Chile del futuro.

 

Compartir

Ir al Home