Unión Demócrata Independiente

Kast pide a presidente de la Corte Suprema considerar “razones humanitarias” para evaluar beneficios a condenados de Punta Peuco

Justicia - 17 mayo, 2016
Kast pide a presidente de la Corte Suprema considerar “razones humanitarias” para evaluar beneficios a condenados de Punta Peuco

El parlamentario se refirió a las condiciones de salud y de ancianidad de algunos de los presos y recalcó que “justicia no es venganza”.

El Estado está dejando de cumplir su deber de cuidado y garante de las personas. Ese fue uno de los planteamientos que este lunes hizo el diputado UDI José Antonio Kast al presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, con quien se reunió por más de una hora en el Palacio de Tribunales.

El parlamentario solicitó la cita con el fin de plantearle a la máxima autoridad del Poder Judicial que la situación de los presos de Punta Peuco que están gravemente enfermos, los mayores de 75 años y quienes cumplen con los requisitos para postular a beneficios carcelarios sea revisada, pues estarían siendo discriminados de dichos beneficios por su condición de miembros de las Fuerzas Armadas.

A esto, se suma la polémica por los cuestionamientos hechos por la Tercera Sala de la Corte Suprema respecto de informes de conducta realizados por funcionarios de Gendarmería a reos de Punta Peuco, donde se descubrió que las conclusiones de dichos informes se repiten en todos los casos analizados del penal que alberga a condenados por violaciones de derechos humanos.

Para Kast, dicha situación es “inaceptable”. “No puede ser que el mismo informe psiquiátrico se use para las 20 personas que piden libertad condicional. Eso va contra el profesionalismo de un psiquiatra y de un equipo de trabajo de Gendarmería, porque cada persona tiene sus características individuales y no puede haber un copy-paste”, criticó.

El parlamentario resaltó que los presos de Punta Peuco “ya fueron condenadas por los Tribunales de Justicia, y el Estado tiene hoy día la obligación de velar por su integridad física y psíquica. Aquí tenemos personas mayores de 80 años, de hecho hay dos presos de 89 años, que están en condiciones de salud dramáticas, ciegos, con alzheimer, en sillas de ruedas, que están en condiciones de permanecer en un hospital, no en una cárcel”.

“Lo que hemos planteado es que esto debe ser analizado como un tema país. Entendemos que el presidente de la Corte Suprema no puede tomar decisiones por el Ejecutivo, pero creo que ha llegado el momento de hacer pública esta problemática y generar conciencia de que la justicia no es venganza”, sostuvo.

En esta línea, Kast planteó que “cuando cualquier persona es condenada, pasa a ser controlada por el Estado y tiene también derechos. Dentro de los derechos que tiene un preso, cualquiera que éste sea, es poder optar a beneficios carcelarios y a libertades condicionales, y eso está establecido en la ley. Si Gendarmería vulnera los derechos de los presos, está cometiendo una ilegalidad”, concluyó.

Compartir

Ir al Home