Unión Demócrata Independiente

Voto político consejo Directivo Ampliado de la UDI

Partido - 11 enero, 2014
Voto político consejo Directivo Ampliado de la UDI

La UDI y Chile están en un momento de grandes definiciones. Ante el resultado electoral, y prontos a asumir un nuevo rol desde la oposición, enfrentamos el desafío de reencantar a la ciudadanía y ofrecer un proyecto político sólido y convocante de centroderecha, que concite la unidad y el trabajo en equipo, y revitalice nuestro proyecto político representativo del Chile actual y con miras a los próximos 15 a 20 años.

En el Consejo Directivo Ampliado del 10 y 11 de Enero de 2014, la UDI ha realizado con responsabilidad y sentido de futuro, una profunda autocrítica sobre su actuar, imponiéndose la tarea de enmendar los errores y potenciar sus fortalezas. Asumimos plenamente las responsabilidades que nos impone nuestro rol como el partido mayoritario y no defraudaremos la demanda de trabajo unitario, en defensa de nuestro ideario para alcanzar un Chile más Justo.

Lo hemos hecho para convocar desde ya a los chilenos que se sienten representados por las ideas de la libertad, la dignidad y de potenciar la sociedad, a los independientes, a los miles de jóvenes, militantes y funcionarios del gobierno que han participado de la acción pública en el actual gobierno.

El Consejo Directivo Ampliado quisiera declarar lo siguiente:

1. Reconocemos un resultado adverso en las elecciones parlamentarias y presidenciales recién pasadas. Hemos perdido importante representación en el país, como consecuencia de múltiples factores. Creemos que debemos reconocer nuestros propios errores y responsabilidades, así como los del gobierno. Nadie está exento de una cuota de responsabilidad, pero éstas no son equivalentes. Pudimos y debimos hacer más en nuestro proyecto político, en nuestro mensaje, con nuestro trabajo en terreno y cercanía con el mundo social, en la selección de los candidatos, en la debida unidad, armonía interna y trabajo en equipo.

A partir de hoy comenzaremos a construir una nueva etapa de nuestro proyecto político, que, fortaleciendo nuestros principios esenciales, convoque a las mayorías del país.

2. Con la misma fuerza que valoramos las realizaciones del gobierno y los cambios que se impulsaron en estos años, reconocemos en el déficit político del primer gobierno de la Alianza uno de los factores que afectaron nuestra fuerza electoral como coalición y el perfilamiento de la UDI. Faltó muchas veces la voluntad propia y del gobierno para asegurar unidad en los objetivos, unidad en la acción y la comprensión de que el éxito de uno estaba amarrado al exito del otro.

3.  La UDI quiere recalcar su compromiso con Chile y con un proyecto político que busca el bien común, que busca lo justo. Creemos que lo medular es asumir la nueva realidad y los viejos problemas aún no resueltos, bajo premisas que correspondan a nuestros principios y valores. Requerimos explicitar los criterios por los cuales vamos a trabajar en el futuro próximo para alcanzar un Chile Más Justo. Esto es, alcanzar el desarrollo del país, con justicia e inclusión social, de manera que todos los chilenos tengan igualdad de oportunidades para alcanzar su plena realización personal y en sociedad.

4.  La UDI se ha comprometido a ser una oposición distinta a la que fue la Concertación en estos últimos 4 años. Seremos una oposición justa y firme, siempre pensando en lo mejor para Chile, dispuesta a contribuir con alternativas y con el necesario diálogo entre todos los sectores del país. Más allá de las mayorías circunstanciales en el Congreso Nacional, hay cambios que por su trascendencia para Chile deben estar antecedidos de un debate con la altura que el país merece.

Con la misma fuerza, la UDI no tendrá temor para buscar rechazar todas aquellas iniciativas que, fundadas más en slogans que en evidencia, busquen alterar aquello que ha permitido avanzar para dar a los chilenos no solo más oportunidades, sino también la posibilidad de ejercer su libertad para conducir sus decisiones.

No tendremos problemas en decir que sí, cuando nos parezca que los proyectos sean beneficiosos para el país y armónicos con nuestras ideas, pero tampoco tendremos complejo alguno en el decir que no cuando sea necesario. La historia nos demuestra que muchas veces el posicionarse con claridad es el eje de la credibilidad y sustento de un proyecto alternativo.

De igual forma, ejerceremos nuestra labor fiscalizadora con gran fuerza y rigurosidad. Lo que Chile ha avanzado lo hemos hecho entre todos, y estaremos atentos a que así continúe. Al mismo tiempo, el gobierno no es un botín electoral de quienes ganan las elecciones, sino que una institución al servicio de las personas, donde estén los mejores profesionales para Chile, cuestión que defenderemos siempre.

5.  El desafío futuro lo debemos enfrentar con el mayor grado de unidad posible, especialmente con nuestro aliado histórico, Renovación Nacional, y también con los nuevos movimientos y referentes que han surgidos, así como con muchos independientes. El Chile mas Justo sólo se logra con unidad y en equipo.

6.  La UDI nació a la vida política con vocación social, con compromiso popular. Nuestro desafio hoy es representar a una creciente clase media, que ha emergido con fuerza tras generaciones en la pobreza. Nuestra impronta popular continúa, porque sabemos que en ese amplio sector de la ciudadanía subsisten problemas para acceder efectivamente a igualdad de oportunidades. La UDI debe desplegarse hacia las organizaciones sociales con el mismo compromiso y coraje que hace décadas nos desplegamos hacia el mundo poblacional. Y debe empeñarse en representar a la clase media, con ideas nuevas, no cambiando nuestros ejes fundacionales, sino precisamente a partir de ellos.

7.  Por qué es parte sustancial de nuestro patrimonio, la UDI debe afianzar los pilares de un estilo que la ha distinguido del resto de los partidos políticos: cohesión en torno a un proyecto político colectivo, más allá de las agendas personales; devolverle liderazgo y protagonismo a nuestras bases, porque son el corazón de la UDI y la razón de su vocación popular; y reafirmar una forma de actuar en política, con austeridad, ética, transparencia y que valora el mérito.

8.  Comenzaremos desde hoy a preparar la próxima elección municipal, ya que es el primer objetivo electoral que vendrá.

9.  Creemos que debemos defender y promover nuestras ideas. Por lo mismo, crearemos tres comisiones para enfrentar las propuestas del nuevo gobierno en materias de constitución, educación y tributos.

10.  El Consejo acuerda realizar antes del próximo Consejo General una jornada de amplia participación, que permita elaborar propuestas en torno a nuestro proyecto político, en los cambios internos en nuestro partido, en la política de alianzas a seguir, y en nuestras relaciones con el próximos gobierno entre otras consideraciones. La forma de desarrollar este proceso será definido por la Directiva con acuerdo de
la Comisión Política.

Compartir

Ir al Home